.

ANTICIPATE A LAS REBAJAS -10% EXTRA con el código: PRESALE en compras superiores a 250€.

ES/ES

Hamacas

En sweeek somos especialistas en muebles y conjuntos de jardín, por tanto ofrecemos una amplia selección de hamacas baratas muy cómodas para que puedas relajarte y disfrutar de tu terraza o jardín. ¿Estás deseando relajarte después de un duro día de trabajo? ¿Quieres volver a sentirte niño y relajarte con el agradable balanceo de una hamaca? Si es así, no pierdas más tiempo y échale un vistazo a nuestro catálogo de hamacas y elige la que más te guste para disfrutar de una siesta placentera en tu jardín. Tenemos dos modelos diferentes: las hamacas tradicionales y los sillones colgantes, y todos estos productos son modernos y están bien de precio, además el envío es gratuito a partir de 250€ de compra.

Más información sobre Hamacas

5 productos

5 productos

LOS CONSEJOS DE sweeek

Elegir bien la hamaca es sencillo, debe ser cómoda y resistente para que te sientas seguro. Estas dos características están contempladas en todas nuestras hamacas.
Hay otros tres factores muy importantes a tener en cuenta que son el espacio disponible para poder colgar tu hamaca, el lugar donde la vas a colocar y el uso que le vas a dar. No es lo mismo pensar en una hamaca para una sola persona que una hamaca donde se podrían subir tus hijos. En ese sentido tienes que decidir a conciencia donde la vas a colocar: en la terraza, en el jardín o al lado de la piscina.
Si tienes una piscina, puede ser interesante colocar la hamaca cerca de las tumbonas para combinar dos estilos diferentes de espacio donde relajarte. También puedes colocar la hamaca no muy lejos de tu conjunto de mesa y sillas para echarte la siesta y descansar después de comer.

TIPOS DE HAMACAS

Podemos decir que las hamacas son como un columpio para adultos. A todos nos gusta sentirnos de nuevo como niños y una hamaca nos lo permite.
En sweeek tenemos varios modelos de hamacas con tamaños, materiales, colores y diseños diferentes para que puedas encontrar el que te irá mejor. La elección del material es muy importante.
Si quieres colgar tu hamaca fuera te aconsejamos que elijas una hamaca con lona de algodón ya que es un material que no requiere un gran mantenimiento. El material del soporte también es un criterio importante a la hora de elegir tu hamaca, si buscas un estilo de lo más natural te recomendamos un soporte de madera.

LA HAMACA TRADICIONAL

La hamaca tradicional tiene su origen en Colombia, Brasil y México, y existe con dos estilos diferentes de apoyo: uno con cuerdas y otra con una tela de algodón. Hoy en día la hamaca es un producto de moda y de diseño que será la envidia de todos tus amigos y familiares.

LOS SILLONES COLGANTES

El sillón colgante se parece a una hamaca tradicional pero su función es más bien la de una silla. Lo podemos comparar con una mecedora ya que también podrás disfrutar de un suave balanceo estando sentado. Es un asiento muy cómodo donde estarás súper relajado, además de ser muy moderno y elegante. Se convertirá en la pieza maestra de tu jardín o terraza.

¿CÓMO MONTAR LA HAMACA?

Antes de instalar tu hamaca tienes que asegurarte de que el soporte donde la colgarás es fuerte y resistente. Por otra parte, para disfrutar de la máxima comodidad es muy importante encontrar el equilibrio perfecto de la lona, no debe estar muy tensa ni muy suelta. Luego, debes atar ambos lados a la misma altura, a unos 80 cm del suelo. Pero no te preocupes, el montaje es muy fácil gracias a nuestro manual de instrucciones.

EL MANTENIMIENTO DE LA HAMACA

La lona la puedes poner en la lavadora, sin pasar de los 30 grados para mantener la suavidad y el color de la tela. Tampoco utilices el programa de centrifugado.
Si prefieres, también puedes lavar la lona a mano, dejándola a remojo en agua y detergente. Luego la puedes dejar secar al aire libre. Cuando se acabe el verano, guarda tu hamaca en un sitio cerrado como por ejemplo en uno de nuestros baúles de jardín, échale un vistazo a nuestro catálogo.

EL MANTENIMIENTO DE LA ESTRUCTURA DE MADERA DE LA HAMACA

Si has elegido una hamaca con estructura de madera tienes que saber que esa estructura está cubierta por una capa de aceite protector durante el proceso de fabricación. Al final del verano y antes de almacenar tu hamaca vale la pena que mires bien la estructura para poder detectar algún rasguño o fisura en la madera. Aunque la madera sea robusta y resistente es un material que requiere algo de mantenimiento para alargar su vida útil.
Recomendamos desempolvar bien la estructura, luego lavarla con agua y jabón, dejar secar y por último aplicar una fina capa de aceite protector.
Si tu hamaca con estructura de madera ha estado expuesta a la lluvia, espérate 24h para asegurarte que la estructura esté bien seca y luego pásale un papel de lija fina para quitar posibles asperidades y repasalo con una fina capa de aceite protector.